fuera de serie
  • img-book

    Un ensayo sobre el teatro como filosofía bastarda: impureza, lección desviada, análisis demasiado serio para ser verdadero, verdad demasiado lúdica para estar asegurada.

    La filosofía es un poco reacia con el teatro porque, para ella, la Idea latente del teatro no puede pretender más que a la particularidad genérica del arte, y no a la Gran Lección del maestro. El teatro sería la filosofía tomada por el desenfreno, la Idea en la subasta del sexo, lo inteligible en ropas de feria. De suerte que, desde el extremo filosófico (la Idea, lo inteligible), rivalizaría con el maestro, y por el extremo desenfrenado (el sexo, la feria) sería cómplice del psicoanálisis.


  • img-book

    En este libro tan breve como esclarecedor, el célebre antropólgo Marc Augé nos propone pensar el tiempo como una libertad en lugar de asumir la edad como una limitación.

    En este libro Marc Augé se toma a sí mismo como objeto para reflexionar sobre la longevidad a partir de una mirada tanto desde el individuo como desde la perspectiva sociocultural. “El tiempo sin edad” empieza y termina con un gato. O más precisamente: por el hombre que se pregunta cómo hace el gato para no limitarse a su edad y cuál es el secreto de su serenidad.


  • img-book

    En El libro de los divanes, la poeta y ensayista Tamara Kamenszain compone una suerte de diario de sus diversos análisis en clave poética.

    Tamara Kamenszain ha escrito, entre divanes, sus libros de poesía. En cada uno ha corregido un poco la novela de su vida y dicho en voz alta borradores de poemas donde la voz del analista quizás haya imaginado una metáfora o, simplemente, no impedido su creación. Pero estoy lejos de proponer al analista como poeta exfoliado: hay tanta distancia entre el “producto” que ocurre en el diván y el poema, como entre el contenido inconsciente y esa interpretación que se acepta precisamente porque hay otras.


  • img-book

    Textos e imágenes de cuarenta y cinco escritores y artistas que exhiben variaciones personales de los hechos increíbles que en 1929 Robert Ripley propuso a sus lectores.

    En este gabinete de textos e imágenes, cuarenta y cinco escritores y artistas exhiben variaciones personales de los hechos increíbles que en 1929 Robert Ripley les propuso a sus lectores en la primera edición de “Aunque usted no lo crea”. En aquel libro, un hombre componía por sí mismo un vasto museo de rarezas; en el que tienen en las manos, una breve multitud vuelve a imaginarlo en el presente.