LITERATURA
  • img-book

    “La característica de Argentina es una belleza joven y ‘baja’, próxima al suelo, y no se la encuentra en cantidades apreciables en las capas medias o superiores. Aquí únicamente el vulgo es distinguido. Sólo el pueblo es aristócrata. Únicamente la juventud es infalible. Es un país al revés, donde el pillo vendedor de una revista literaria tiene más estilo que todos los colaboradores de esa revista, donde los salones –plutocráticos o intelectuales– espantan por su insipidez, donde al límite de la treintena ocurre la catástrofe, la total transformación de la juventud en una madurez por lo general poco interesante.” Witold Gombrowicz Gombrowicz les dice a sus compatriotas en su Diario que no traten de rivalizar con Occidente y sus formas, sino que traten de tomar conciencia de la fuerza que implica su propia y no acabada forma, su propia y no acabada inmadurez; con todo lo que ello supone de fresca y franca libertad en un mundo de formas fosilizadas. En suma, recomienda y practica él mismo la barbarie dionisíaca, haciendo de su juventud e inmadurez una potencia renovadora. Buena lección para nosotros. Ernesto Sabato “¿Qué pasa cuando uno pertenece a una cultura secundaria? ¿Qué pasa cuando uno escribe en una lengua marginal? Sobre estas cuestiones reflexiona Gombrowicz en su Diario y la cultura argentina le sirve de laboratorio para experimentar sus hipótesis. En este punto Borges y Gombrowicz se acercan. Ricardo Piglia “Piglia dice que Gombrowicz es el mejor escritor argentino del siglo XX. Es sin duda una exageración irónica destinada a poner a prueba el nacionalismo argentino, pero no es totalmente inexacta; el tema witoldiano por excelencia, la inmadurez, lo inacabado –que él atribuía a la cultura polaca– venía siendo de un modo inequívoco, desde los años veinte, la preocupación esencial de los intelectuales argentinos.” Juan José Saer


  • img-book

    Jorge Herralde, fundador y director de Anagrama, vive y habita la edición como religión, credo, way of life, forma de ser, el alfa y el omega, el principio y, sobre todo, el fin de todas las cosas. El título bajo el que Herralde hace comulgar a estas páginas –El observatorio editorial– me parece acertado y revelador. Herralde es uno de esos profesionales que no se limita a leer primero y a editar después, sino que –antes y durante y después– también observa. Rodrigo Fresán


  • img-book

    Sciascia fue, como Lampedusa, un lector minucioso de Stendhal, porque ambos estaban encantados por el amor que el escritor francés demostró por Italia. Algunos textos de Sciascia sobre Stendhal ?atravesados una especial fascinación? han aparecido desorganizadamente en diarios, revistas y libros, pero aquí se reúnen por primera vez todos en un solo tomo.

    En “Adorable Stendhal” han sido recogidos, cuidados por la mujer, María Andrónico Sciascia, todos los textos de Leonardo Sciascia, dispersos en libros, revistas y periódicos, sobre el escritor francés. Escritos que, a menudo, tienen como pretexto alguna relación con personajes sicilianos y con Sicilia -adonde Stendhal siempre quiso ir y nunca pudo-. Por lo tanto, Sicilia y los personajes sicilianos que Stendhal encuentra o que habría podido encontrar, suscitan el gran interés de Sciascia.


  • img-book

    En el libro “Borges y la traducción” Sergio Waisman intenta rastrear la importancia que esa disciplina tuvo en la obra del gran escritor argentino.

    “Con agudeza e infinita paciencia, Sergio Waisman rastrea la marca de la traducción en Borges. Más que mera práctica ?el autor analiza varias de las deleitosamente arbitrarias versiones hechas por el propio Borges? la traducción, propone Waisman, es un concepto crítico fecundo, que significa para Borges una manera de leer y pensar la literatura: la única posible. La supuesta limitación de esta propuesta ?la lectura (o la traducción) como borrador, como desvío, o como complemento de un ?original? para siempre postergado? es ilusoria. Como bien señala Waisman, tal vez el mérito principal de este libro inteligente, la múltiple y para siempre cambiante traducción es para Borges testimonio de la infinita riqueza de la literatura.” Silvia Molloy.


  • img-book

    Los ensayos aquí reunidos corresponden a la última etapa de la producción de Bataille y funcionan como clave para comprender la coherencia y extrañeza de su pensamiento.

    Geroge Bataille nos enseña que la poesía siempre fue escrita por todos. No porque todos tengan que trazar palabras en papeles que penosamente ansían llegar a otra parte, sino porque todos son ellos mismos en ese punto de felicidad en que ya no son individuos subordinados.


  • img-book

    Aquí se reúne una serie de conversaciones, especialmente realizadas para este libro, entre Juan Cruz Ruiz y grandes cronistas y escritores de América Latina y España.

    Lo que estos cronistas escriben es crónica pero también es literatura, porque miran la realidad desde distintos puntos de vista para ofrecer un relato que nunca será igual a otro. Y aunque no se trata de ficciones, los instrumentos utilizados son los de la ficción. Son periodistas literarios porque el tono de lo que escriben no responde necesariamente al que obliga a quienes redactan una noticia.


  • img-book

    Este bellísimo libro de Agamben incluye ensayos sobre Dante, Arnaut Daniel, Polífilo, Spinoza, Giorgio Caproni, Andrea Zanzotto, Giorgio Manganelli, Elsa Morante y Dino Campana. Las lecturas de Agamben son eruditas pero, a diferencia de las exégesis filológicas, aquí la tradición filosófica y literaria se pone al servicio de su propio cuestionamiento. ¿Por qué Dante titula Comedia su poema, que visiblemente carece de inspiración cómica? ¿Por qué, en Arnaut Daniel, el inventor de la sextina, aparece ese raro “corn” que tantos dolores de cabeza dio a los especialistas en lírica trovadoresca? Las respuestas de Agamben van a contracorriente de todas las conocidas, precisamente porque vienen de los poemas mismos: de su lengua, de su forma, de su inserción en la historia. Algunos de estos ensayos ya son clásicos, como “El final del poema”, en el que se intenta determinar cuál sería el rasgo definitivo de la poesía lírica, que la diferenciaría de la prosa. Con su conocida (hoy casi única) convergencia de saber y sutileza, el recorrido de Agamben dibuja un mapa razonado de la historia de la poesía europea, conformando un libro cuyo alcance va mucho más allá de los estudios sobre los poetas que trata: es un complejo, profundo y estimulante replanteamiento de los conceptos de poesía y de literatura en general. La traducción y el prólogo estuvieron a cargo de Edgardo Dobry.


  • img-book

    Cualesquiera sean las razones por las cuales Auden cruzó el Atlántico y se hizo norteamericano, el resultado fue que fusionó ambas lenguas inglesas y se convirtió para parafrasear uno de sus propios versos en nuestro Horacio transatlántico. De una u otra manera, todos los viajes que emprendió por tierras, cuevas de la psique, doctrinas, credos sirvieron no tanto para mejorar su razonamiento como para expandir su dicción. Si alguna vez la poesía fue para él un medio de ambición, vivió lo suficiente para que se convirtiera simplemente en un medio de existencia. De ahí su autonomía, su cordura, su equilibrio, su ironía, su desprendimiento en suma, su sabiduría. Joseph Brodsky


  • img-book

    En “El misterio del mal”,Agamben intenta comprender la renuncia del Papa Benedicto XVI y su vinculación con el estado actual de la política en las democracias modernas.

    Con su “gran renuncia”, Benedicto XVI ha dado prueba no de vileza, sino de un coraje que hoy adquiere un sentido y un valor ejemplares. ¿Por qué esta decisión hoy resulta ejemplar? El filósofo Giorgio Agamben observa esa decisión en su ejemplaridad, o sea, por las consecuencias que de ella pueden extraerse para un análisis de la situación política de las democracias en las que vivimos.

    ‘Heterodoxo en su estilo, provocador por sus tesis, transparente cuando explica conceptos complejos, siempre brillante..’ José Andrés Rojo, El País. ‘En la historia de la teología se encuentra la clave del funcionamiento de los conceptos políticos modernos. No sorprende, entonces, que, más allá del título, estos textos sean finalmente, en el propósito del autor y en el alcance de sus afirmaciones, una reflexión sobre las sociedades contemporáneas’. Revista Ñ Giorgio Agamben es un filósofo muy renombrado en España. Gran parte de su obra se encuentra traducida al castellano y sus libros son de referencia obligada en todas los estudios de Filosofía o humanidades de las Universidades españolas. ‘El misterio del mal’ incluye la Declaración de renuncia del Papa Celestino V y del Papa Benedicto XVI.